Consejos para cuidar tu hidratación con calor

Con la llegada de las altas temperaturas se nos hace realmente difícil salir a correr sin sentirnos con una sensación de pesadez y cansancio. Por este motivo, uno de los factores más importantes es cuidar la hidratación en esta época del año.

Mantener una hidratación correcta es esencial, especialmente cuando hacemos una actividad física, ya que la transpiración hace que el cuerpo pierda más agua de lo habitual.

Esta pérdida de líquidos y minerales puede derivar en el aumento de la frecuencia cardíaca, apariciones de calambres musculares, taquicardias, cefaleas e incluso vómitos. Ni hablar de la deshidratación, por supuesto.

Para que podamos realizar sin problemas nuestras actividades deportivas debemos tener en cuenta algunos consejos que nos ayudarán a “pasar el verano”:

  1. Ingerir alimentos ricos en agua que nos ayudarán a hidratarnos, principalmente frutas y verduras.
  2. Beber al menos entre 2 y 2,5 litros de agua al día. Esto dependerá en gran medida en las necesidades personales de cada persona, como pueden ser el sexo, la edad, el ejercicio realizado o la temperatura ambiental.
  3. Es importante hidratarse antes, durante y después del ejercicio. Se recomienda beber 500 ml. dos horas antes de realizar nuestra actividad deportiva, entre 100-150 ml. cada 15-20 minutos durante la actividad, y 500 ml. después del ejercicio.
  4. Por otro lado, se recomendable beber a pequeños sorbos y regularmente para que nos estemos hidratados constantemente antes, durantes y después de nuestra actividad deportivA.
  5. También deberemos tener en cuenta la temperatura del líquido que bebamos, lo ideal es tomar agua entre 10-15ºC, ya que el cuerpo asimila más rápidamente los minerales.
  6. Hay que evitar beber durante momentos de alta frecuencia respiratoria, es decir, en hiperventilación. Esto se debe a que estaremos privando a nuestro organismo del oxígeno cuando más lo necesita.
  7. Deberemos de estar atentos a las señales que nos muestra nuestro cuerpo, como por ejemplo la sed, que es un síntoma tardío de deshidratación en nuestro organismo. Osea, si tenés sed es porque fallamos en algo.

Espero que estos consejos te hayan servido y los puedas poner en práctica durante tus trotes o sesiones de primavera/verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.