Crónicas de carrera: Diana en Maratón de Buenos Aires 2015

Cuando volví a los entrenamientos en Mayo, después de la Maratón de Montevideo, Diego @accyona, #mientrenador, me dijo: “Basta de maratones por este año, busquemos una montañita para que corras unos 42 km. Relajemos un poco”.
Llegó la media maratón de Nike, en Junio, mejoré 2’ mi tiempo y fue el inicio de un: “Hasta me entusiasme con que corras la maratón”. En ese momento hicimos un trato: si corría bien los 30KmBsAs, bajando las 3 hs, correría la maratón…y así fue.

Ya veníamos, desde Junio con el entrenamiento, y ahí me prometí entrenar (mejor de lo que lo hago siempre), bajar los kgs que tenia de más y correr mi cuarta maratón.
Cumpliendo el entrenamiento al 100%, sumando un poqco mas de 800 kms, llegó el día; obvio que el día anterior fui a la peluquería por un baño de crema, brushing y manicura porque a la fiesta hay que ir como corresponde.

#Mientrenador me dió las ultimas indicaciones y me dijo “seamos conservadores y no pases los 6:10 el km. Vas a querer apurarte pero medite! Tenés que pasar los kms 25/27 entera”. Y así, con un: NO TE QUIERO VER MAS ACA DIANITA, andá a la manga!!! me fui a la línea de partida.

Pasaron los primeros km y el obelisco en el horizonte fue mi primer emoción. Correr por donde caminamos todos los días, es maravilloso. Nuestra bella ciudad tiene ese qué se yo. Un grupo de jubilados por Av Corrientes chocándonos las manos como si fuéramos campeones del mundo, y sí así nos sentimos, fue la segunda emoción y ahí me dije: “Así no llegas, calmate”.

Avanzando en la carrera, me sentí muy bien. Me hidraté en todos los puestos de hidratación, tomé los geles que había hablado con mi nutricionista, no quería deshidrarme y que eso sea una excusa para aflojar. Fueron pasando los kms, pasé el km 30 y pensé, pasé “el muro”. VAMOOOS, pensé pero luego fue un AAAAH NO: el famoso muro estaba ahí. >Ahí me esperaba, en el km 31, como un ex al que no queremos ver nunca más. Tenía que pasarlo y seguir. Seguir como sea.

Tenia que llegar al km 32 donde tenia mis liebres de lujo esperándome @accyona @luchyponcee @keniatablanco (en algún momento se sumo Facundo, no sé bien cuando, pero ahí estaba). Cuando los ví me alivié aunque sabía que me faltaba lo mas difícil, eran sólo 10 km, sólo 10km. Las palabras de Diego me emocionaban km a km, bueno también me hacían reir porque el que lo conoce sabe de su buen humor y su energía. Ibamos km a km.

En el km 41 las palabras de #mientrenador fueron: “Esto se termina acá o me la hacés difícil para el año próximo y te apuras” (y unas palabras mas que lindas que me hicieron llorar pero esas me las guardo para mí). Desde ahí seguí con Luchy tratando de llegar, sólo pensando en mí. Concentrada y tras la búsqueda del tercer arco y mi medalla de finisher.

diana-maraton

El tiempo total fue 4:19 hs, 16’ menos que la maratón del año pasado. Voy a confesar que yo quería 4:15’ pero como me dijo alguien querido, “ahí está la perfeccionista”. Será la marca a buscar el año próximo.

Esta maratón la era mi carrera, pensando sólo en mí, sin presiones de terceros, sólo las mías. Salí concentrada sólo miraba hacia adelante y pensaba en llegar, así fue, me demostré que podía, que puedo y que sólo tengo que creer más en mí.
Gracias a todos los que estuvieron bancando esta locura familia, amigos (no los nombro para no olvidarme de ninguno) a mis compañeros de team quienes siempre están, gracias a Diego por la paciencia, y claro que no puedo no pensar en Marie, quien también me acompañó, porque hemos decidido no soltar y que ella siempre, ande por acá.

– Hola Marie, viste? Pude. Llegué.
– Esa es mi chica.

Corredor. 13 veces finisher en Maratón. Mejor tiempo 3:05. Lector enfermo de todo lo que sea running, curioso y siempre con ganas de aprender. Letra y podcast en Running Blog.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *