2015×5

No, no son pasadas, aunque podrían serlo. Son cinco de los atletas más destacados del año pasado y sus planes, al menos los que llegamos a conocer, para el 2015.

Mariano Mastromarino

colo

El chico de la tapa del 2014 no sólo fue el ganador del Maratón de Buenos Aires, sino aprovechó el envión para ganar el Medio Maratón de Mar del Plata a fines de noviembre, y arrancó 2015 con una importante victoria en el Miami International Half Marathon, con 1:05:23.

Con su extraordinaria marca en Buenos Aires de 2:15:28 (la séptima del ranking argentino permanente), ya tiene en el bolsillo el pasaje para participar de los Juegos Panamericanos de Toronto y del Campeonato Mundial de Beijing. Pero el calendario es un problema, porque los Juegos se disputan a mediados de julio y el Mundial un mes después, por lo que el Colo –según se anunció– optará por la primera de las competencias; es imposible para un atleta correr dos maratones al máximo nivel en menos de un mes, y tampoco tiene mucho sentido que vaya a pasear a Beijing.

Mientras tanto, Mastromarino está por estos días en Cachi, junto a su entrenador Leo Malgor y Marita Peralta, preparando el primer gran objetivo del semestre: el Campeonato Nacional de Mayores de 10.000 metros que se correrá en el Cenard el 29 de marzo. El Colo viene de ser subcampeón el año pasado, en Rosario, con una marca de 29:55.51.

Luis Molina

molina

Dominador absoluto del circuito de carreras de calle en buena parte del año, Molina terminó el 2014 acaso no de la mejor manera: con un segundo puesto en el Medio Maratón de Buenos Aires detrás de Matías Roht (Luis venía de ganar con autoridad el Medio Maratón de Rosario en mayo y la Wen Run de Nike en junio) y con una fallida experiencia en el maratón, un mes después: su objetivo era buscar el 2:16:00 que lo depositara en los Juegos Panamericanos de Toronto, pero llegó en 2:29:07.

En 2015 buscará revancha, y el primer paso está en la pista: el 27 de marzo competirá en 3.000 metros en el Gran Prix Sudamericano en el Cenard; dos días después, defenderá su título de campeón nacional de 10.000, donde además buscará bajar 3 segundos su mejor marca en la distancia (29:48.57) para ganarse un lugar en el Campeonato Sudamericano de Atletismo que se correrá en Perú en junio. El segundo semestre del año lo verá entrenando nuevamente para el maratón, esta vez en Berlín, en busca de la marca para Río 2016. Ojalá que las carreras de calle en las que participe no afecte su performance en la pista ni su preparación para el maratón. Vamos Luis.

Matías Roht

roht

El atleta de Carmen de Patagones dio una de las grandes notas del año (digamos: la gran nota del año, hasta el triunfo de Mastromarino) con su tremenda victoria en el Medio Maratón de Buenos Aires, con una impresionante marca de 1:03:48, que lo dejó quinto en el ranking argentino permanente de la distancia. Temprano en el año, entre sus victorias en las carreras de calle, había ganado los competitivos 10k de Lanús, imponiéndose a Luis Molina en una competencia atravesada por circunstancias accidentadas.

Según anunció en su cuenta de Twitter, el gran objetivo de Roth este año es el debut en el maratón, nada menos que en Berlín, a finales de septiembre, donde buscará la marca para clasificarse a los Juegos de Río 2016. Pensando en esta posibilidad, y sumando las chances que tienen Barzola y también Mastromarino de lograr el registro que los habilite, acaso en los próximos Juegos, después de más de medio siglo, tengamos dos maratonistas argentinos en una cita olímpica.

Marita Peralta

marita

Al igual que Mastromarino, la también pupila de Leo Malgor no pierde el tiempo: cerró 2014 ganado el Medio Maratón de Mar del Plata y empezó 2015 con un segundo puesto en el Miami International Marathon, con una marca de 2:39.33, y un triunfo en la K-21 de Mar del Plata a inicios de marzo. La marca conseguida en Miami la deja a Marita a la puertas de la clasificación panamericana y mundial, aunque por el momento no está confirmada su participación. El tema es así: la IAAF estableció las marcas mínimas para maratón (2:46) pero la Confederación Argentina decidió –tiene la potestad para hacerlo– imponer tiempos más exigentes; en este caso, 2:39:00 para poder representar a Argentina en las citas internacionales de este año. Personalmente no entiendo la decisión (si alguien me la explica, con todo gusto le cedo el espacio para hacerlo) sobre todo cuando tiende a marginar a atletas de nivel de participar de competencias internacionales.

Mientras se resuelve la cuestión, o no, Peralta está con Mastromarino y Malgor entrenando en la altura de Cachi como preparación para el Campeonato Nacional de Mayores de 10.000 metros, que se corre a fin de este mes en el Cenard. Esperemos que en la segunda parte del año pueda lograr la marca para los Panamericanos y –quién sabe– pueda repetir su presencia olímpica en Río, después de haber corrido el maratón en Londres 2012.

Federico Bruno
bruno

Cada vez que a Antonio Silio le ponen un micrófono enfrente, no pasa ni un minuto y ya lo está mencionando a Fede Bruno. “Hay que cuidarlo a Bruno”, “este chico tiene mucho potencial”, repite Silio. Bruno le dio algo de razón cuando superó las marcas que Silio, a su edad, había conseguido en 1500 y 3000 metros.

Bruno vive, entrena y compite buena parte del año en España, pero el año pasado vino a competir con el equipo argentino a los Juegos Odesur; consiguió la medalla de oro en 1500 (3.39:96) y quedó cuarto en 5000, detrás de Javier Carriqueo que se llevó el bronce. Además, sumó el Campeonato Nacional sub23 de 10000 metros, corriendo palo y palo con Molina, Mastromarino y los hermanos Cuestas de Uruguay: les ganó a todos.

Por suerte, en unas semanas podremos ver a nuestro Messi corriendo en Buenos Aires (ganó las dos últimas ediciones de la We Run Nike de 10k en 2012 y 2013, imponiéndose, entre otros a Miguel Bárzola y Mastromarino) en el Grand Prix Sudamericano: el 25 de marzo corre el 1500 y el 27 el 3000. De acuerdo a las marcas mínimas establecidas por la CADA, Bruno ya tiene el registro para participar en los Panamericanos (la mínima es 3:42.00), pero debería bajar casi tres segundos si quiere estar presente en el Mundial de Beijing. Ojalá lo logre.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *