Mi maratón de Chicago 2013

Correr una maratón de las GRANDES fue siempre uno de mis sueños. El año pasado iba a correr la Maratón de NYC pero por el huracán Sandy, sólo fue un fondo de 42 km por Manhattan. Fue correr la distancia pero no una maratón. La maratón la hacen el circuito, la gente, los participantes, los organizadores. Por eso en Chicago, era el momento de poder correrla de una vez.

Chicago es una ciudad hermosa. Imaginen una carrera en la que 1,5 millones de personas alientan durante todo el transcurso de la carrera. Loquísimo,no? Chicago es eso. Es locura por el running. Es una ciudad que respira
deporte y se nota a cada paso (de la carrera y cuando uno camina como turista). Desde los carteles de bienvenida a los corredores en el aeropuerto hasta los días posteriores, donde todo el mundo te
felicita si te ve con la medalla puesta. Siento que es momento de contar todo: lo malo y lo bueno. Contar todo puede dar una foto más grande de lo que fue la carrera.

742328-1137-0045s

La carrera
Me levanté a las 4 am para desayunar y asi estar 6.30 am en Grant Park donde dejaría la bolsa de la carrera con mis cosas. En el parque (sólo permitido para corredores y prensa) habia puestos de “ayuda para runners” con curitas, vaselina, ganchitos, gatorade y agua. Y mucho. Eso me encantaría verlo en Bs As. Cosas que pienso. Dejé mi buzo antes de largar, sonó el himno y luego se dió el disparo de largada coon “Born to Run” de Bruce Springsteen. Debo admitir que lloré de la emoción (por primera vez de tantas en la carrera). Salí desbocado por el aliento de la gente el primer km pero en el 2do me frene y seguí según el plan. Medio a duras penas porque la atmósfera era espectacular, debo admitir. No se puede contar la maratón, se tiene que vivir. Y más si es una major como esta. Las calles llenas de gente alentando, los bares sacando cervezas a las calles para regalar a los corredores, los niños al borde del trazado queriendo tocar la mano de los corredores. Todas
esas cosas mágicas que nunca había vivido son inolvidables.

Les decía, que todo iba según el plan. Una fiesta donde yo era el protagonista. Bandas de colegio tocando rock con violines, un cura que bendecía a los que pasaban, grupos de porristas que estaban con pompones alentando, vecinos con carteles motivadores, musicos que tocaban con su parlantecito por fuera de la organización. Era una fiesta y fue así hasta el km 28/29 (al menos para mí).
Pasé la media en 1h36 aprox y con buenas sensaciones. Lamentablemente un fuerte dolor de estómago me hizo parar en un baño químico (jamás había tenido q usar uno en ninguna carrera!!!justo ahora??) Despues de eso, retomar el ritmo fue un infierno y solo llegué porque le puse huevos; cada vez que tomaba algo en un puesto de hidratación, me agarraban puntadas. Fue un calvario que sólo la gente alentando y la carrera ayudaron a que no aflojara.

742350-1056-0012s

Superar el dolor
A partir del km 35 me decidí a disfrutar(o algo así como disfrutar). Sabía que no salía pb pero si podía salir una digna carrera si me concentraba. Y ahí puse toda la energía. El último km lo recordaré siempre. La última cuesta en el puente (empinadisima), la curva hacia la izquierda y la recta hacia la llegada. Sólo un MARATONISTA entiende qué se siente ver el arco de llegada de una maratón. Es un momento en el que el mundo se congela y no importa nada más en la vida. Podría decretarse que no habrá un mañana y que el mundo se terminará en 5 minutos…pero un corredor cruza la meta y luego se preocupa por lo terrenal. La carrera es la carrera y nada más importa que ese mágico momento que soñaste meses y meses de entrenamiento.

Crucé la llegada con un grito GIGANTE de alivio y alegría.
20131024-075511.jpg

Y con mi mujer que pudo capturar ese momento. Llegar y un beso. Ya no necesitaba nada más. Una maratón más adentro para coronar mi sexta maratón. Ahora es momento de descansar y pensar en la próxima aventura

Abrazo y gracias por estar leyendo
Damián

742388-1002-0012s

Corredor. 13 veces finisher en Maratón. Mejor tiempo 3:05. Lector enfermo de todo lo que sea running, curioso y siempre con ganas de aprender. Letra y podcast en Running Blog.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *